“Sin ningún planteamiento para enfrentar la pandemia del COVID-19, terminó la aparición fantasmagórica de Daniel Ortega. Su único plan es crear un genocidio virósico” dijo la excarcelada política Irlanda Jérez sobre la reaparición del dictador Daniel Ortega.

Jérez mira que las críticas de inversión en armamento de los EEUU y de otras naciones por parte de un decaído Ortega es un planteamiento de autocrítica que se debería hacer así mismo el régimen sandinista, pues invierte grandes cantidades de dinero en policías y paramilitares para reprimir a sus opositores.

“Criticó a Estados Unidos y las grandes potencias por invertir en su seguridad nacional, pero no ve en su espejo que hace un par de años gastó US$80 millones en 50 tanques rusos. Esto es sólo un punto de los absurdos e incoherencias de su discurso”, agrega Jérez, una de las representantes de los autoconvocados.

“Seguimos trabajando en el Plan de Acción para enfrentar la dura situación que se avecina en nuestro país, y que Dios nos ayude a todos, y la conformación del Consejo Nacional de Salvación”, agrega Jérez, quien no mira ningún plan de acción serio tras el “vacío” discurso del dictador sandinista.