Sostienen su apoyo al Jefe del Ejército de Nicaragua a pesar de las sanciones de los EEUU

Después de un mes que el gobierno de Estados Unidos aplicara sanciones al jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés Castillo, el Estado Mayor ayer miércoles juro su fidelidad al alto jefe militar.

El mayor general Bayardo Ramón Rodríguez, jefe del Estado Mayor, dijo que las actuaciones de las fuerzas armadas nicaragüenses están bajo un estricto marco legal.

«Todos en el Ejército, desde su jefe de Estado Mayor, que está aquí parado como soldado, estamos claros que nuestras actuaciones se han desarrollado en estricto apego a lo que dispone la Constitución y las leyes», dijo Rodríguez ayer miércoles 24 de junio en una actividad institucional.

El jefe militar habló de manera desafiante ante las sanciones y aseguró que siguen fieles al general Julio César Avilés. «Este tipo de acciones injerencistas no van a afectar nuestro quehacer institucional. Nuestras misiones las definen las leyes de Nicaragua y nuestro jefe», refirió.

El general Avilés fue sancionado por el gobierno de Estados Unidos el 22 de mayo del 2020, acusado de no desarmar a los paramilitares del Frente Sandinista. La administración del Donald Trump también acusa a los militares de haber entregado armas a los paramilitares.

«Avilés, que está alineado políticamente con el presidente Ortega, se negó a ordenar el desmantelamiento de las fuerzas paramilitares o parapolicías durante y después de los levantamientos políticos que comenzaron el 18 de abril de 2018», señaló en un comunicado Departamento del Tesoro de Estados Unidos.