¿Será que la dictadura sandinista sabía dónde estaba el cuerpo de Bismarck Martínez?

La vicepresidenta, también conocida como la vicedictadora Rosario Murillo hizo una fuerte campaña en los medios del régimen sandinista sobre el hallazgo de la osamenta y artículos que se cree pertenecen a Bismarck Martínez, extrabajador de la Alcaldía de Managua que fue reportado como desaparecido hace un año.

La osamenta fue descubierta repentinamente por agentes de la Policía en la ciudad de Jinotepe, departamento de Carazo, dijo Murillo.

Ayer martes «después de semanas, meses de búsqueda, la Policía Nacional ha reportado que se encontraron osamentas, cráneo y ropa de Bismarck Martínez, como pertenecientes a él», dijo Murillo.

A pesar de sus afirmaciones no hay bastante claridad de la identidad del cuerpo porque anunció que se le realizaría un examen de ADN. Sin embargo, en los medios sandinistas lo dieron por un hecho y hasta se hizo el anuncio de sus exequias.

La osamenta y la ropa fueron descubiertas «cerca del lugar donde fue martirizado por el terrorismo golpista, por el odio que no volverá a Nicaragua» en junio de 2018, agregó Murillo.

Agregó que está profundamente conmovida y están pendientes del examen de ADN que hará Medicina Legal para confirmar la identidad.

«Dios ha de querer que se confirme que este es nuestro hermano Bismarck de manera que su viuda, su nietecito, Daniel, toda la familia, su hija, tengan paz», expresó.