A pesar que la pandemia está en pleno en el país, donde el derecho al agua potable es un derecho universal para cada familia nicaragüense, la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) anduvo realizando varios cortes del vital líquido a algunas familias del reparto Villa Vista que se encuentra en la zona sur de León, reporta el periodista Bismarck Lebrón.

Los hogares perjudicados afirman que a raíz del COVID-19 están sin empleo, por lo que existen grandes posibilidades que también les quiten el servicio de energía eléctrica para los próximos días.

Las familias no piden a la Empresa de Acueductos y Alcantarillado (Enacal) regalarle el agua, sino hacerle una espera para cuando pasa el brote máximo del virus, conseguir empleo y poder alcanzar un arreglo de pago.

A pesar que quieran, no podrán lavarse las manos de manera constante, pese a que es uno de los requisitos para la prevención del coronavirus.