Foto tomada a un camión cargado de tucas en San Rafael del Norte.

Las empresas sandinistas ubicadas en San Rafael del Norte en el departamento de Jinotega, mantienen el despale de los bosques en Nicaragua de manera indiscriminada y sin ningún control del gobierno, ni de la policía mucho menos el Ejército.

“El sandinismo sigue lucrándose de nuestros recursos naturales” acosta del bienestar de las comunidades y de la calidad del aire que se respira todavía en este hermoso país centroamericano, refieren los denunciantes.

Leer también: Habitantes de la cordillera Dipilto – Jalapa exigen cancelación de permisos para despales