El representante de los Estados Unidos en la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, hizo un llamado a la comunidad internacional para hacer “una presión diplomática mejorada y más fuerte” para que el dictador Daniel Ortega “negocie seriamente”.

Trujillo también realizo la declaración a través de su cuenta de Twitter una vez que terminó la sesión del Consejo Permanente que aprobó la Comisión de alto nivel que estará gestionando una salida a la crisis nacional.

“La OEA formó una Comisión para abordar la crisis en Nicaragua instigada por el régimen de Ortega. Los EEUU se une a Argentina, Canadá, Jamaica y Paraguay en la realización de este trabajo para facilitar la rendición de cuentas y poner fin al sufrimiento del pueblo nicaragüense”, agregó el diplomático norteamericano en otro mensaje en la red social.

De acuerdo a Trujillo, quien es parte de la Comisión, la comunidad internacional debe “reconocer que se requiere” de más presión para obligar al régimen sandinista a que “negocie seriamente”.

El representante del gobierno sandinista en la OEA, Luis Alvarado, realizó la lectura de una declaración en el plenario del Consejo Permanente rechazando la formación de la Comisión y negándole cualquier autoridad o mandato para ingresar al país a intentar resolver la crisis.

La Comisión, adelantó Trujillo a los medios, estará llevando a cabo un informe sobre la situación en Nicaragua, el cual será presentando en una “reunión de ministros”. El equipo diplomático tendrá un máximo de 75 días para realizar su reporte y comenzará “lo antes posible”, dijo el embajador.