Esta es la imagen que recorre varios grupos de redes sociales donde se mira al prófugo salvadoreño Mauricio Funes disfrutando de su pago mensual en Nicaragua entregado por el régimen del FSLN.

El ex–presidente de El Salvador y del partido “revolucionario y de izquierda” Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), quien realmente es prófugo de la justicia salvadoreña por los delitos de corrupción y lavado de dinero, hasta por un increíble monto de US$351 millones, fue fotografiado cuando estaba con una trabajadora sexual de un night club de élite.

En Nicaragua el dictador sandinista Daniel Ortega lo acogió desde 2016, donde trabaja como “asesor” del Estado nicaragüense, sin embargo, Funes se pasa sus días tuiteando cualquier cantidad de ataques al nuevo gobierno demócrata salvadoreño, por lo que recibe oficialmente un salario de US$2,739.00 y su hijo Diego Funes percibe US$1,436.70 que sale de los impuestos que pagan los nicas, informan fuentes periodísticas independientes a través de las investigaciones realizadas.

El régimen del Frente Sandinista (FSLN) también mantiene con escoltas a Funes, donde además mantiene a la esposa de Funes, los hijos, nueras, yernos y queridas.

En la gráfica se puede ver bastante cariñosa con la trabajadora sexual en un club nocturno donde sólo llega gente de dinero, multimillonarios, puntos donde sólo los “burgueses” que tanto pelearon los del FMLN y FSLN para sacar del poder.

Funes además decidió tomar la nacionalidad nicaragüense violando todos los procesos de ley que existen. Por lo que lo primero que debe hacer cualquier próximo gobierno demócrata al tomar el poder con este caso, es inmediatamente anular esas nacionalidades otorgadas a él y su familia, expropiarlo para recuperar el dinero que ha robado a los nicaragüenses y entregarlo en calzoncillo a la justicia salvadoreña, según en las cuentas de redes sociales.