Para Yasser Morazán, Diógenes Cárdenas, comisionado de la Policía sandinista, era quien espiaba todas las conversaciones de la dirigencia opositora.

Ha muerto de coronavirus el jefe de la seguridad personal del Cardenal de Nicaragua Leopoldo Brenes, Diógenes Cárdenas, comisionado de la Policía del Frente Sandinista (FSLN), y fallece tras pasar semanas internado enfermo de este virus.

Esta información la confirmó el Cardenal Brenes al periodista Emiliano Chamorro del medio digital Portavoz ciudadano, de igual forma a través de un breve y confuso mensaje emitido por la sancionada policía sandinista en su sitio oficial.

“La revolución nos enseñó a buscar ese hombre nuevo, lo buscamos con los compañeros que un día fuimos a esa misión y no pudimos volver” dice parte del texto de visión policial.

Para el bloguero periodista Yasser Morazán, Cárdenas tenía bajo secuestro al Cardenal Brenes y escuchaba todas las estrategias para quizás contárselas a los dictadores Ortega Murillo.

“Desde el año 2018, alerté de forma privada a miembros de la Alianza Cívica, y luego denuncié públicamente, que el ahora difunto, Comisionado Diógenes Cárdenas, tenía ‘secuestrado’ a Monseñor Leopoldo Brenes. Era su guardia de seguridad, secretario, asistente, conductor, viajaban juntos, etc. No se le despegada NUNCA, incluyendo en el diálogo nacional del 2018, escuchando las pláticas privadas de la oposición”, redactó Morazán.