El paramilitarismo hoy es ONG en Nicaragua gracias a la dictadura sandinista

Recordar cada día las escenas de horror vividas por aquellos hombres encapuchados con armas de guerra sembrando el terror en las camionetas del estado o famosas Hilux es terrible, ahora imaginarse esos mismos verdugos con ONG.

De forma inesperada esos mismos grupos hoy gozan de legalidad gracias al Ministerio de Gobernación, un ministerio creado para elaborar políticas para hacer cumplir el marco jurídico legal.

Hoy esos hombres con miradas perdidas y hasta se podría decir con almas vacías cuentan con una organización legalizada, que hasta puede elaborar proyectos y ser financiados de manera lícita por el gobierno de la República o cualquier otra entidad.

¿Una maniobra económica también?

Bien se puede sospechar que la creación de este adefesio jurídico por sus antecedentes horrorizantes de odio, también sea una forma legal de desviar recursos de la República y concentrarlas en “esfuerzos de proyectos” inexistentes.

Hoy con el nombre de COMITE DE DEFENSORES DE LA PATRIA inicia una etapa aún más difícil ya que en la historia reciente los grupos paramilitares solo representan retroceso y destrucción.