En los pasillos políticos y periodísticos se califica como un hecho que no se niega que el sistema judicial y en particular un nutrido grupo de jueces y magistrados están al servicio del régimen de Daniel Ortega.

La demanda interpuesta por el ex gerente general del diario La Prensa, Hugo Martín Hollman Chamorro, exigiendo una astronómica suma de dinero viene a ser el equivalente a poner en manos del Carmen el futuro del prestigioso periódico que el pasado dos de marzo llegó a sus 94 años de fundación.

En su última edición impresa, la gerencia del rotativo afirma estar sorprendida por la introducción de la demanda que fue hecha en el juzgado Segundo de Distrito del Trabajo y de la Seguridad Social de la Circunscripción de Managua, a cargo de la jueza Souhail Margarita Espinoza Martínez. Hollman lanzó en contra Editorial La Prensa, S.A., representada por su tío Jaime Chamorro Cardenal; Inversiones Mayales, S.A., también representada por el director del periódico; Brighton Place Inc. y Editorial La Prensa LLC, cuyo representante legal es Chamorro Cardenal.

Hugo Hollman Chamorro mostró en las redes sociales una “aclaración” que básicamente confirma la acción judicial contra el rotativo.

“Ante una serie de rumores publicados en redes sociales y algunos medios de comunicación, veo necesario aclarar lo siguiente: Efectivamente presenté una demanda laboral en contra del Grupo La Prensa con acción de pago de Liquidación, prestaciones de ley y demás derechos irrenunciables, a Jaime Chamorro en representación legal del grupo.

Esta demanda es de un trabajador a su empleador, nada más. Basado en la verdad de los hechos, y en las leyes que se derivan. Y solo después de varios intentos de mediación interna y externa. No soy ni tengo ningún motivo político. Es totalmente falso que yo esté demandando a mi madre y a mi tío en su carácter personal”, dice el mensaje.

Comentar