EEUU sanciona y congela bienes de “Chico” López y Albanisa

Nicaragua hizo el pago por 884,1 millones de dólares por importaciones petroleras en 2017, un 28,1 por ciento más que en 2016 (690 millones de dólares), según las cifras oficiales.

Nicaragua ha conseguido crudo sobretodo de Venezuela en el marco de un acuerdo petrolero, a través de la empresa mixta petrolera Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa), que entrega combustible, aunque este acuerdo Albanisa está integrada por PDVSA y la estatal Petróleos de Nicaragua (Petronic) que tienen un contrato para la venta de las gasolinas y otros derivados a Nicaragua.

Washington decidió aplicar duras sanciones financieras el año pasado al vicepresidente de Albanisa, Francisco López, debido a su participación en la violencia contra civiles desarmados en Nicaragua.

Anteriormente, en otro tuit, Bolton giró serias advertencias de que Estados Unidos estaba listo para aplicar las mismas sanciones contra aquellos que hagan negocios relacionados con el oro o el petróleo venezolano.

El lunes, Washington aplicó fuertes y duras sanciones a PDVSA con una medida más dura hasta la fecha contra la dictadura de Maduro, como forma de presión para que ceda el poder al opositor Juan Guaidó, reconocido por Washington como presidente del país tras su autoproclamación hace una semana. Otra gran cantidad de países reconocen a Guaidó.

El Departamento del Tesoro anunció que PDVSA, que gestiona la principal fuente de ingresos de Venezuela, estará experimentando bloqueos de todos sus activos bajo jurisdicción estadounidense, con la idea de llevarlos eventualmente a un nuevo Ejecutivo venezolano, si Maduro se retira del poder.

Bolton ha asegurado que las sanciones perjudican a 7.000 millones de dólares en activos de PDVSA y tiene como pronóstico que las medidas provocarán otros 11.000 millones de dólares en pérdidas para la petrolera próximamente.