Dictadura sandinista se lanza y desafía a la comunidad internacional tras aprobar la “Ley Putin”

La Asamblea Nacional controlada totalmente por el dictatorial FSLN hizo la aprobación de la polémica Ley Reguladora de Agentes Extranjeros conocida como Ley Putin, donde se activan multas, sanciones y autoriza a pedir la intervención de bienes y activos, y la cancelación de la personalidad jurídica de las ONG si estas intervienen en “cuestiones, actividades o temas de política interna”.

El proyecto, que sería discutida hoy viernes fue incluido en el debate de ayer jueves y fue aprobado por 70 votos de los operadores sandinistas y sus aliados, frente a 17 en contra y 4 abstenciones, dijo el titular del Parlamento, el oficialista Gustavo Porras, en el pleno.

Esa ley es calificada como “agente extranjero” a las personas naturales o jurídicas nacionales o de otra nacionalidad “que respondiendo a intereses y obteniendo financiamiento externo utilicen esos recursos para realizar actividades que deriven en injerencia de Gobiernos, organizaciones o personas naturales extranjeras en los asuntos internos y externos de Nicaragua”, de acuerdo al texto.

Serán clasificados como “agentes extranjeros” quienes hagan publicación o difusión de información oral, visual, gráfica, escrita o pictórica o de cualquier tipo de material, incluida la publicación a través del medio de anuncios, libros, periódicos, conferencias, transmisiones, películas, tecnologías de la información y la comunicación u otros.

También a quienes, dentro de Nicaragua, obtengan fondos, bienes o cualquier objeto de valor provenientes de personas naturales, Gobiernos, agencias, fundaciones, sociedades o asociaciones extranjeras del tipo de naturaleza que sea.

Además, el consultor político, los empleados del servicio de información, y los relacionistas públicos que obtengan dinero del extranjero.