La Fundación del Río realizó del conocimiento público que el Gobierno sandinista, a través de la Procuraduría General de la República (PGR) y el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (MARENA), siguen de manera arbitraria y al margen de la ley, el proceso para la confiscación de seis áreas que son parte del patrimonio de dicha organización.

Esta acción de confiscación del gobierno de Ortega “representa una nueva violación a la constitución política y a los derechos humanos como la libertad de Asociación y el derecho a la propiedad privada”, denuncian los afectados.