Desaparece una secta religiosa de Nicaragua

Templo de la secta que desapareció.

El templo Bautista hace unos años atrás se encontraba lleno de católicos que se habían dejado confundir, redacta el miembro católico Yader Leonel Herrera Solis.

“Finalmente se implantó la apologética en las actividades parroquiales y muchos que habían abandonado la Iglesia regresaron, este templo se cerró al quedarse sin gente, pues la gran mayoría volvió a la única Iglesia fundada por Cristo”, agrega Herrera Solís.

Si su proyecto o su actividad es cosa de hombres, se vendrán abajo. (Hechos 5, 38)

Con esto queda demostrado que las sectas son obra de los hombres. Las sectas florecen dónde abunda los católicos que ignoran su fe, pero dónde los católicos conocen su fe las sectas sencillamente desaparecen, concluye.

Comentar esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *