Los supuestos conductores cuando suben a un pasajero prácticamente lo comienzan a entrevistar para después de denunciar

Varias páginas Azul y Blanco denuncian que en la ciudad de Masaya, bastión de lucha contra el régimen sandinista, han notado la presencia de taxis nuevos y usados, en donde algunos llevan placas y otra gran mayoría no la tienen.

Según fuentes infiltradas de los autoconvocados, son autos entregados a las fuerzas paramilitares de la dictadura Ortega Murillo. Estos automóviles por lo general andan vacíos, no brindan el servicio, pues andan en operación de espionaje, aseguran los que andan de espías en la zona opresora.

“En los últimos días, en Masaya, y en otras ciudades del país, se está viendo una inusitada enorme cantidad de taxis, nuevos y usados, con o sin placas. Pero es gran cantidad de taxis, vacíos, que ni siquiera ofrecen el servicio. Todos los carros de la misma marca. Son conducidos por paramilitares, con nuevo modo de operar. La dictadura les está pagando los «favores criminales» con carro y gasolina, a cambio ellos siguen operando con espionaje y listos para entrar en acción”, denuncia la página de Facebook Masaya Informativa.

Masaya Informativa alerta a los ciudadanos que estos ‘taxistas paramilitares’ “cuando noten algún conato de protesta. No hay que abordar esos taxis, y de darse, no conversar nada con el paramilitar-conductor, pues hacen labor de espionaje. Hagan circular este mensaje, por la seguridad de todos”.