El pasado fin de semana miles de jóvenes nicaragüenses hicieron el examen de admisión para estudiar a la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) y llegaron a nuestra sala de redacción reportes que los diferentes exámenes fueron vendidos por los integrantes sandinistas de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN).

Los venden a los que quieren ingresar a estudiar a este centro de estudios superiores que prácticamente se encuentra en grave crisis debido a que es operado por dirigentes de la Juventud Sandinista que impiden el desarrollo intelectual de sus estudiantes, comenzando que hacer críticas al gobierno del FSLN es extremadamente prohibido.

Quienes critiquen a la dinastía sandinista podría o ser expulsado, secuestrado, golpeado o hasta desaparecido, según denuncias de autoconvocados. Todavía no se conocen los nombres de quienes llevaron a cabo esta maniobra.