Los padres de familia de la escuela Engracia Chávez del centro de la cuidad de Rivas, se encuentran indignados por el abuso y maltrato que sufrieron sus pequeños niños el día 16 y 17 de julio, ya que por orden de la directora y algunos profesores fueron obligados a marchar bajo altas temperaturas de sol, con banderas roja y negra, bajo el argumento que se celebraba el día de la alegría.

Muchos de estos niños que sus edades oscilan entre 4 a 7 años llegaron a sus viviendas cansados y con daños en su piel por las altas temperaturas.

En el caos que sufre la educación y la falta de un orden jurídico, solo nos queda hacer la denuncia pública, expresaron los padres de familia.