Datos biográficos de la presa política Karla Vanessa Escobar Maldonado

Karla Vanessa Escobar Maldonado, presa política de la dictadura sandinista.

Actualmente tiene 41 años, madre de un hijo de 11 años de edad, estudió hasta segundo año la carrera de Derecho, la que no culminó .

Realizó cursos de fisioterapia para rehabilitación física. Es de trayectoria anti sandinista, fue miembro del Partido Liberal Constitucionalista, con quien colaboraba como fiscal de Juntas Receptoras de Votos (JRV), hasta su separación del mismo.

Detenida por primera vez el 3 de enero de 2019, en el barrio Fox de Masaya, fue acusada públicamente de tenencia ilegal de armas, secuestro y terrorismo, pero jamás fue llevada a los juzgados, ni presentada ninguna acusación formal en su contra.

En esa captura fue detenida junto a su hermano Fernando Escobar y su ex esposo Ramón Cerrato, quienes después de 20 días fueron liberados. Ella fue liberada el 15 de Marzo de 2019, junto a un grupo de 50 Reos Políticos que la Dictadura se vio obligada a excarcelar, producto de la presión nacional e internacional que por la Liberación de los Presos Políticos se desarrolló en el año 2019.

Estuvo prisionera 70 días continuos y jamás fue llevada a los juzgados, ni se le abrió causa. Durante esta captura su familia fue víctima del despojo de tres motocicletas, dos laptops, una Tablet, un IPhone 4 y prendas de oro y plata, además de 2000 dólares que jamás fueron devueltos.

Fue detenida nuevamente el 30 de abril de 2020, en su casa de habitación mientras realizaba trabajos de jardinería. En esta segunda detención se le acusó de tráfico de estupefacientes y portación ilegal de armas, Fue juzgada y condenada a 13 años y medio de prisión, bajo sentencia de la jueza Fátima del Socorro Rosales González.

En esa ocasión la Policía informó a través del Comisionado Victorino Ruiz, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial, que supuestamente le decomisaron 72 gramos de cocaína, tres armas de fuego y un automóvil. Todo salido de la imaginación diabólica de esta Dictadura.

Fue detenida el mismo día que el excarcelado de Masaya, Wilfredo Brenes Domínguez, a quienes luego acusaron de los mismos delitos y hoy es nuevamente Preso Político.

Front Line Defenders, organismo defensor de derechos humanos, denunció que Karla sufre de la tiroides, tiene lesiones uterinas agravadas por las “deficientes condiciones de salubridad e higiene del centro penitenciario la Esperanza”.

Se encuentra detenida en el Sistema Penitenciario de Mujeres “La Esperanza”. Su familia ha denunciado que en las visitas han notado que Karla ha perdido cabello y peso considerablemente.