Las organizaciones que son parte de la opositora Coalición Nacional calificaron ayer miércoles de “fascismo” y “nazismo” una iniciativa de ley, propuesta por los sandinistas, que propone calificar como “agente extranjero” a las organizaciones no gubernamentales y a toda persona natural o jurídica que reciba dinero, directa o indirectamente, de otros Gobiernos o asociaciones extranjeras.

Las organizaciones rechazaron en una declaración la iniciativa Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, que consideran forma parte de “la escalada represiva por parte de la dictadura Ortega-Murillo… y el Estado de Nicaragua contra las organizaciones de la sociedad civil, medios de comunicación independientes y nicaragüenses opositores”.

“Condenamos la nueva modalidad de persecución política, discriminación social y violaciones a todos los preceptos constitucionales y derechos humanos que encierra la propuesta de ley, que simboliza en su espíritu y objetivos los más tenebrosos conceptos del fascismo y nazismo en los oscuros años del pasado”, señalaron.

A juicio de esos organismos, esa ley “busca crear delitos y causas penales contra organizaciones de la sociedad civil, personas naturales, medios de comunicación y periodistas independientes, defensores de derechos humanos y el pueblo nicaragüense que lucha por su libertad y la democracia”.