Washington – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) criticó el pasado fin de semana la ley de reconciliación nacional aprobada por la Asamblea sandinista, señalando que está lejos de los estándares internacionales y puede dificultar el esclarecimiento de la verdad sobre los abusos acontecidos durante las protestas opositoras.

«Nicaragua enfrenta el desafío urgente de superar la impunidad de los casos de graves violaciones a derechos humanos ocurridas en el país, la ley recientemente aprobada no contribuye con este fin», dijo la presidenta de la CIDH, Margarette May Macaulay.

Para la CIDH la norma «no se ajusta a los estándares internacionales en materia de verdad, justicia y reparación».

«Preocupa a la Comisión que uno de los efectos de la aprobación de la ley sea el de dificultar el esclarecimiento de la verdad respecto a las graves violaciones a los derechos humanos ocurridas en el contexto de las protestas iniciadas el 18 de abril» de 2018, apuntó en un comunicado.