CIDH mantiene oferta de apoyar “acercamiento de posiciones” entre Alianza Cívica y dictadura sandinista

Presidenta de la CIDH, Esmeralda Arosemena de Troitiño

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) volvió a recordar su oferta al Gobierno de Nicaragua de “coadyuvar en ese proceso de acercamiento de posiciones” con la oposición, afirmó la presidenta de esa entidad, Esmeralda Arosemena de Troitiño.

En una entrevista con Efe, Arosemena indicó que en el país centroamericano hay una situación compleja” que requiere una “reflexión profunda” acerca de sus consecuencias y sus “efectos en la vida de los pueblos”.

El Gobierno de Nicaragua evitó el pasado 2 de abril la participación de la CIDH y de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ser garantes de los acuerdos sobre garantías ciudadanas.

Así lo había propuesto la Alianza Cívica, que es su contraparte en la mesa de negociación.
Por eso, Arosemena volvió “a expresarle el llamado al Gobierno” de Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, de que la CIDH está “precisamente para coadyuvar”.

“Nuestra posición es una posición que marca una realidad, ese es nuestro mandato. Tenemos que identificar cuál es la realidad de un país”, subrayó la presidenta de la CIDH en Bogotá, donde participa en un seminario sobre derechos de la infancia.