Si la dictadura sandinista sigue en el gobierno el futuro cafetalero de Nicaragua se seguirá derrumbando, alertan muchos, quienes no aguantan la represión, además de las cargas fiscales, el asedio y las amenazas

El sector cafetalero atraviesa una de las peores crisis de su historia y se conoce de abandono de las fincas, además esto se ha vuelto una constante debido a que no hay financiamiento y eso está ocurrido en Jinotega y Matagalpa, afirmaron fuentes gremiales.

«Lamentablemente no le podemos meter más dinero, el problema se verá el próximo año. Si no pudimos fertilizar en este tiempo, si no se pudieron realizar las labores que se le debe dar al cultivo del café, el próximo año sí vamos a ver consecuencias graves, puede haber una reducción del 30% menos», alertó Víctor Castillo, presidente de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa.

Dijo que «hay productores que ya decidieron cosechar solo este año, este es su último año, no quieren seguir perdiendo, el café ya no le resulta rentable si no logra un precio superior al costo de producción».
Castillo (en la foto) agregó que «con la actual leve recuperación de los precios internacionales del café, que han llegado hasta 110 dólares el quintal, todavía no producen rentabilidad, porque los costos de producción de un quintal de café ascienden a 135-140 dólares/ quintal».

El dirigente cafetalero manifestó que «para la próxima cosecha cafetalera se ven pocas alternativas para superar esta situación. Lo que queda es promover la calidad el café nicaragüense y para cuando lleguen mejores tiempos lograr un precio base de 180 dólares el quintal a como lo hace la vecina Costa Rica. Esto para lograr cubrir costos y seguir reinvirtiendo en la parte social de la finca».