C$700 millones del erario público ocupados por dictadura sandinista para comprar banco en quiebra

El Bancorp fue adquirido por el Estado de Nicaragua, siendo una entidad financiera fracasada

El Estado de Nicaragua utilizó más de 700 millones de córdobas de los nicaragüenses para comprar un negocio que está muerto financieramente. Tras las sanciones de Estados Unidos a inicio de febrero de este año, el Banco Corporativo S.A (Bancorp) quedó impedido a realizar cualquier tipo de operación financiera con instituciones o personas naturales o jurídicas de Estados Unidos ya sea de manera directa o indirecta, explica Gonzalo Vila, director para América Latina de la Asociación de Especialistas Certificados en Delitos Financieros.

“El hecho de que el Estado sea propietario (ahora) de este banco también afectaría al Estado en cualquier cuenta de corresponsalía (en Estados Unidos) o cualquier relación financiera que pudiera tener con una institución americana o con Estados Unidos”, afirmó Vila.

Actualmente el Estado de Nicaragua tiene operaciones financieras con el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, en ambas entidades Estados Unidos tiene un fuerte aporte de capital. Estados Unidos prohíbe que alguna institución financiera americana entre en contacto de manera directa o indirecta con un sancionado.

El problema es que Bancorp fue constituida con fondos de la cooperación de Venezuela, que a su vez son propiedad de Petróleos de Venezuela (PDVSA), que en 2017 fue sancionada por Estados Unidos. En el Bancorp estaban depositados en cinco fideicomisos por un monto de 2,465 millones de dólares, que fueron traspasados por la Caja Rural Nacional (Caruna) a través de varias operaciones desde finales de 2016.

Caruna fue por años fungió como la operadora financiera del Frente Sandinista y la encargada de administrar los millonarios fondos que enviaba Venezuela a Nicaragua, cuya gran parte se utilizó para financiar negocios privados de allegados al régimen de Daniel Ortega.

Tras las sanciones a Bancorp, Vila explica que el banco “quedó impedido de operar en Estados Unidos, quedaría impedido a operar con corresponsales, se debió congelar cualquier fondo que estuviese en Estados Unidos”. Esto representa un gran impedimento para cualquier institución debido a que el sistema financiero mundial está interconectado con Estados Unidos y generalmente las entidades no estadounidense no optan por establecer relaciones financieras con sancionados para evitar ser alcanzados por los castigos de EE.UU.

Fondos de Bancorp perseguidos hasta en China y Rusia

El experto financiero señala que tras las sanciones de Estados Unidos, este perseguirá hasta donde sea los fondos venezolanos, incluidos si estos sonintentados transferir al mercado chino o ruso. “Si se mueve por el mercado chino o ruso, cualquier tipo de transferencia que se haga con instituciones chinas o rusas van a estar sujetas a sanciones de Estados Unidos, por eso creo que tanto China como Rusia se van a tener que cuidar o atener a las consecuencias”, indica.

A criterio de Vila el Gobierno de Nicaragua está adquiriendo el Bancorp con la intención de resguardar el fideicomiso “con los activos venezolanos, que ya están sujetos a las sanciones de Estados Unidos”.

El régimen de Daniel Ortega formalizó hoy la compra de Bancorp, para lo cual utilizó 743.05 millones de córdobas de los impuestos de los nicaragüenses.