La lista de los sancionados comienza con Roberto Rivas, pasa por Rosario Murillo y de momento concluye con otros altos líderes sandinistas

A medida que las presiones de Estados Unidos, Canadá y la Comunidad Internacional dirigidas al régimen totalitario sandinista se hacen más fuertes, los bancos nicaragüenses se preparan para evitar resultar salpicados con las sanciones decididas por los gobiernos extranjeros, ante la cantidad de violaciones de derechos humanos dentro de Nicaragua por paramilitares del gobierno y policías que protegen a la dictadura.

Ayer el Banco Lafise sorprendió con una nueva disposición y es que anuncia no estará brindando el servicio de gestión de Póliza de Seguro a los sancionados con la Ley Magnitsky, y no podrán realizar otras gestiones con esta casa financiera.

Se conoció de manera extraoficial que varias casas financieras han tomado la decisión de no hacer ninguna gestión a la policía sandinista ni otras instituciones señaladas de realizar delitos de lesa humanidad.