La oposición sigue poniendo los muertos
En la foto el asesino sandinista Adner Pineda.

Tras el asesinado del ciudadano azul y blanco Jorge Rugama Rizo a manos de un sandinista armado y ahora convertido en asesino Abner Pineda, se ha filtrado mayor información sobre quién es este triste célebre personaje…

“Abner Pineda no era cualquier sapo, tenía o tiene un cargo grande en la alcaldía de Estelí, él era quien gestionaba y llevaba a cabo grandes proyectos de dicha ciudad, es familiar cercano del asesino pancho Valenzuela. Dicho todo lo anterior esta vez no fueron policías, militares, paramilitares o sapitos de 200 pesos que le quitaron la vida a un ciudadano, este crimen no lo podrán esconder, ni camuflar como han querido hacerlo con todos los crímenes cometidos en estos años.

Fue un tipo preparado con un puesto público grande, alguien que se rosa con la crema y nata, en las altas esferas del FSLN, fue un crimen a sangre fría, frente a su madre, frente a muchos ciudadanos que fueron testigos presenciales, no fue una bala perdida, no fue un accidente, no fue un franco tirador, fue a quema ropa. La muerte de Jorge tiene indignada a toda nuestra nación, no porque no nos duelan las otras muertes, sino por la manera, lo mato sin asco y deja en evidencia que el FSLN se otorgó licencia para matar.

Han querido justificar todos sus asesinatos, la barbarie del Carlos Marx han hecho de todo para inculpar a la lucha Azul y Blanco, la muerte de Ángel Gahona también, la de Alvarito y la de cientos de estudiantes, pero ¿Como justificarán este asesinato vil, atroz y cobarde? ¿Qué inventarán?

Lo mataron en su casa, con su madre implorando que no. La muerte de Jorge va despertar la indignación que el pueblo trae guardada, el pueblo no ha olvidado la lucha, el pueblo está lleno de coraje de rabia por tantos atropellos, arbitrariedades y violaciones, cuando el pueblo suelte toda esa furia que lleva concentrada por años el escenario será triste, pero ¡Señores! ya basta de poner los muertos, ya basta de esperar sanciones, cuba lleva 60 años sancionada y el régimen sigue ahí, si vamos a morir, vamos a morir luchando. La vida y la libertad es lo más preciado que tiene el ser humano, ya nos arrebataron nuestra libertad, pero no dejemos que nos sigan arrebatando la vida.

¡Que Dios bendiga Nicaragua libre¡