Amnistía Internacional: Gobierno sandinista usa armas de guerra para reprimir

El experto Brian Castner, asesor senior y experto en armas y municiones de Amnistía Internacional ha confirmado que durante los más de seis meses de represión de la dictadura de los Ortega Murillo se han utilizado armas de guerra como los fusiles Dragunov para uso de francotirador, ametralladoras y hasta lanzagranadas, para lo cual no hay uso legítimo en ningún tipo de uso de la fuerza pública contra los autoconvocados.

“Examinamos docenas de fotografías y videos así como testimonios de testigos y lo que descubrimos fue un aumento constante tanto en el número de armas que vimos como en el tipo de armas utilizadas, tanto por grupos parapoliciales como por la Policía”, manifestó el especialista de Amnistía Internacional.

Al comienzo vimos principalmente morteros improvisados utilizados por manifestantes y grupos parapoliciales, pero después notamos un aumento en el número de pistolas semiautomáticas utilizadas por grupos parapoliciales afines a la dictadura, así como rifles de asaltos, sobre todo tipo AK”, dijo.

Sin embargo, asegura que “con el paso del tiempo en las semanas siguientes vimos que la Policía Nacional estaba fuertemente armada, tanto con sus propios rifles tipo AK, como (con) rifles de francotirador incluyendo Dragunovs de Rusia, M24 Remington de Estados Unidos y rifles FNSPR de Bélgica, así como ametralladoras RPK y PKM, vimos varias lanzagranadas tipo PG-7”.

“Quiero señalar que no existe ninguna función policial legítima para el uso de la mayoría de estas armas al trabajar con manifestantes civiles”, destaca el experto de Amnistía Internacional, que refiere que “algunas de las escopetas que vimos al principio de la crisis podría equiparse con balas de goma o con gas lacrimógeno y estas serían legítimas, pero no hay uso legítimo de la pistolas semiautomáticas especialmente porque se utilizaban para disparar al aire o para disparar a grandes distancias. Esas pistolas son sólo para autodefensa de agentes de la Policía de manera individual”, agrega Castner.

“Tampoco hay forma de que los rifles tipo AK, rifles de francotirador y especialmente las subametralladoras que solo disparan automáticamente además de las lanzagranadas no hay ningún uso legítimo de estas en ningún tipo de uso de la fuerza contra manifestantes”, agregó el especialista de Amnistía Internacional.