Alianza Cívica se pone fuerte y exige volver a diálogo con dictadura sandinista si cumple lo siguiente

Movimientos autoconvocados estaban incómodos con el actuar de la Alianza Cívica, hasta que el fin de semana reacciona y toma decisión de no participar en el diálogo

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) toma la decisión de retirarse de las negociaciones con la dictadura Ortega-Murillo y sólo regresará hasta que “el Gobierno de Nicaragua brinde al país muestras contundentes para encontrar soluciones integrales a la crisis que vive el país y que contribuyan al ambiente de paz”.

Las muestras de buena voluntad para la continuidad del diálogo, algunas de las cuales fueron planteadas desde un comienzo como condiciones para la instalación de la mesa, son: a) Libertad de presos políticos b) Cese de la represión y los secuestros c) Plena observancia y respeto de estándares internacionales para el tratamiento de los presos políticos, incluyendo la prohibición de tratos crueles, inhumanos y degradantes y brindando pronta asistencia médica a reclusos y d) Cese del hostigamiento a los familiares de los detenidos.

La Alianza reiteró su llamado “al Gobierno a mostrar la voluntad política necesaria para crear un ambiente de paz propicio en el país”.