Alianza Cívica cede ante presión de sus bases: Exige adelanto de elecciones y liberación de los presos políticos

Los integrantes de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia anunciaron ayer jueves que se mantendrán insistiendo en la mesa de diálogo, con mantener como punto de agenda, el adelanto de las elecciones, y que salgan todos los manifestantes presos, para comenzar a buscar una salida pacífica a la crisis en Nicaragua.

“La negociación tiene línea roja: liberación de presos políticos y adelanto de elecciones, de lo contrario no habrá más mesa de diálogo”, afirmó Azahalia Solís, quien es parte del equipo negociador de la Alianza Cívica.

Solís dice que el gobierno “puede hacer perfectamente las reformas electorales necesarias para contemplar el adelanto de las elecciones en Nicaragua”.

Después de finalizar el décimo sexto encuentro de las partes negociadoras, Solís agregó que “hemos tenido acceso a algunas listas de prisioneros del gobierno, la cual presenta grandes inconsistencias, pero que estaremos conciliando con las listas nuestras y la estaremos presentando mañana al Comité Internacional de la Cruz Roja”.

A la pregunta de que si el diálogo se encuentra en un impase, Solís dijo que el gobierno tiene hasta el miércoles 3 de abril para dar muestras claras de voluntad política para que siga la negociación, y dijo que si el gobierno quisiera, podría seguir excarcelando prisioneros, independientemente de que después puedan ser atendidos por la Cruz Roja Internacional.

Ayer jueves por la mañana el canciller Denis Moncada dijo que el tema del adelanto de las elecciones no estaría contemplado en la mesa de negociaciones.

El miembro de la Alianza Cívica José Pallais, quien es parte del equipo negociador de la Alianza Cívica, advirtió -antes de iniciar el décimo quinto encuentro de la mesa de diálogo de Nicaragua- que si el gobierno no quiere discutir el tema de las elecciones anticipadas, “no tendría sentido continuar”, en la mesa de negociaciones.