En la foto Alfredo César, presidente del “zancudo” Partido Conservador.

El Partido Conservador (PC), considerado un partido zancudo, ha decidido dejar su escaño en la Asamblea Nacional, un poder del Estado que es plenamente controlado por el régimen sandinista dirigido por los Ortega Murillo.

El presidente del PC, Alfredo César, quien es el único diputado de esa agrupación política, dijo que este miércoles brindará una conferencia de prensa donde explicará su decisión.

Junto a César anunció su renuncia su suplente, Wendy Guido.

El papel del PC tiene toneladas de críticas por los opositores, a tal punto que la tildan de ser una organización política «zancudo», colaboracionista del Frente Sandinista (FSLN), asunto que es negado por sus dirigentes.

El PC siempre mantuvo una posición bastante distanciada a estar luchando contra el FSLN, lo que lo hace un partido extremadamente débil y con prácticamente nula influencia en los asuntos sociales.