A pesar de la Semana Santa, policías del régimen sandinista siguieron asediando a opositores

El asedio a opositores a la dictadura de Daniel Ortega sigue en Nicaragua, a pesar de las celebraciones de la Semana Santa. Desde el pasado 2 de abril la madre y hermana del preso político Edward Lacayo conocido como “La Loba” denunció ante la agrupación de Defensores del Pueblo que alrededor de 18 oficiales de la sancionada policía sandinista les impidieron salir de su domicilio, asedio que continua hasta el día de hoy.

A través de un video enviado por los familiares de la Loba se observa como oficiales de la sancionada policía, se encuentra en las afuera del domicilio de la familia opositora al régimen impidiéndoles la salida. Karen Lacayo, hermana del preso político, grabó a los oficiales desde dentro de la vivienda y uno de los uniformados trató de arrebatarle el teléfono y le dijo una serie de ofensa.

Edward Lacayo, se encuentra bajo el régimen de cárcel de máxima seguridad. El mes pasado su hermana denunció que no le estaban entregando la paquetería y que a su hermano ni jabón, ni pasta dental le facilitaban, esto ya le había provocado afectaciones en la piel y boca.

De igual manera el pasado sábado, un grupo de policías dirigidos por el Comisionado Luis Manuel Moncada Castillo, asediaron a José Luis Rodríguez, en su casa de habitación en Totogalpa. Rodríguez es vice coordinador de la Unidad Nacional. El día de jueves Odell Isidro Medina Corrales, hijo de la alcaldesa de Totogalpa y empleado del MEFCA, amenazó de muerte a Rodríguez cuando caminaba en una calle de Totogalpa, denunciaron miembros de la UNAB.

El paramilitar junto a otro sujeto, quienes se movilizaban a bordo de una motocicleta se cruzaron en su camino. “Asesino, golpista, destructor de país que nos tienen hecho mierda, dónde está la represión mierda, que nos vamos hartar y te voy a desaparecer de este mundo, ya verás solo espera que ganemos y los vamos a exterminar”, grito el paramilitar Medina Corrales, según la denuncia de Rodríguez.