90 nicaragüenses que laboran para el Crucero Carnival Glory están esperando a que las autoridades de la dictadura sandinista los dejen ingresar a su propio país, de acuerdo a la petición hecha por los afectados a través de un mensaje -video y fotografías- enviadas a varios medios de comuniación.

“Necesitamos hacerle llegar un mensaje a alguna persona encargada del gobierno”, dicen en un correo electrónico.

Los 90 nicaragüenses trabajan para la empresa Carnival de cruceros que cubre a escala mundial. Ellos laboran para el crucero Carnival Glory y piden que se les permita volver a sus casas, en Bluefields, y otras partes del país. Desde hace más de 60 días y medio están varados en la isla de San Andrés a la espera de que se les permita el retorno a sus hogares.

“Necesitamos acceso a nuestro país”, estamos “solicitando se nos permita regresar a nuestros hogares. No nos han dicho nada oficial, pero estábamos programados a llegar el día 5 de junio”, explican en su mensaje.

Leer también: Familiares de marineros nicaragüenses exigen en Bluefields el reingreso a Nicaragua de sus seres queridos

La mañana de ayer miércoles, un grupo de esposas, madres y familiares de los trabajadores llegaron frente a las oficinas de gobierno en Bluefields exigiendo se les permita ingresar al país.

“En Bluefields se rumora que por falta del permiso del gobierno no va a ser posible, hemos estado viendo fotos y videos de familiares de marinos en Bluefields pidiendo el acceso de los tripulantes, no solo de esta compañía sino también de otras a las que se les ha negado el acceso”, explican.