Latinobarometro de la verdad sobre Nicaragua

— El último Latinobarometro sobre Nicaragua publicado ayer miércoles por END confirma que la mayoría de los nicaragüenses demanda democracia.
— Según el mismo un 78% de los nicaragüenses “no vota” por partidos políticos, lo cual confirma el descrédito de pla clase política tradicional.
— El mensaje debería ser tomado en serio por esos partidos políticos que participarán en las elecciones regionales de la Costa Caribe ante el supuesto miedo a perder su personalidad jurídica.
— Se excusan diciendo que también es un medio cívico de hacer oposición y demostrar de nuevo lo fraudulento del ejercicio.
— El informe del barómetro indica que en la región, existe “un alto grado de desideologización que propicia el surgimiento del populismos y el autoritarismo”.
— Sin embargo destaca que en Nicaragua “solo un 10% de sus ciudadanos apoya un régimen populista y autoritario como el de Daniel Ortega.
— La explicación de ese fenómeno en Nicaragua, a diferencia de la región, es que hemos experimentado dictaduras de derecha e izquierda que solo tragedias y atrasos nos han dejado.
— Venezuela ya lo está viviendo. Pérez Jiménez o Maduro ya no son opción.
— Los partidos políticos tradicionales nicaragüenses deben convencerse de que su colaboracionismo es la razón de su descrédito.
— El hecho de que un 78% de los nicaragüenses “no vota por partidos políticos” indica que tanto el FSLN, como los partidos políticos tradicionales con personalidad jurídica están en profunda crisis.
— El mismo FSLN necesita una rebelión democrática en sus bases; y los partidos políticos tradicionales un alzamiento en su juventud para deshacerse de antiguas momias que los han enquilozado.
— Ante estas cifras reveladoras de nuestra realidad política y social, es indudable que una nueva fuerza política ha surgido en Nicaragua.
— Esa nueva fuerza, sin partido, surgida de improviso el 18 de abril pasado debe fortalecer su unidad y prepararse para asumir el poder.
— Sin embargo, un reciente ensayo de Ernesto Cruz Sequeira, aparecido en ese mismo diario reconoce que esa mayoría aún ” no cuenta con la fuerza, cohesión y liderazgo para capitalizar” esa ventaja.
— Personalmente creo que esa fuerza existe, porque ya lo demostró en las calles. Pero es indudable urge la cohesión y el liderazgo, aunque se realizan grandes y esperanzadores esfuerzos.
Cohesión y liderazgo lo piden a gritos desde sus tumbas nuestros mártires. La fuerza está en el pueblo.
— Lo piden desde las cárceles nuestros presos políticos, las miles de víctimas, desaparecidos, y los que cada día caen en las garras de la dictadura.
— El grito está en ese 78% de nicaragüenses que piden justicia y democracia. La pelota está en su cancha y hasta la comunidad internacional está de su parte.