300 oenegés informadas sobre nuevas leyes impuestas por dictadura sandinista contra civiles

Para expertos independientes, estas leyes son copiadas de Rusia, nación donde no existen libertades públicas de expresión y los derechos humanos son constantemente violados

La sancionada vicedictadora del FSLN Rosario Murillo, dijoa que se reunieron con casi 300 ONGs para hacerles las presentaciones de las leyes que aseguran la “convivencia armoniosa y pacífica” en Nicaragua.

“Estuvimos participando en una reunión con casi 300 ONGs donde se presentaron leyes, donde se presentaron herramientas y mecanismos que aseguran la convivencia armoniosa, respetuosa, pacífica, de la familia nicaragüense y el derecho a la vida”, manifestó Murillo.

En la última semana, la dictadura de los Ortega Murillo anunció el paquetazo de iniciativas de “leyes mordaza” contra la oposición nicaragüense tras la implementación de la Cadena Perpetua, Ley de Regulación de Agentes Extranjeros y la iniciativa de Ley Especial del Ciberdelito, esta última fue diseñada claramente para perseguir y sancionar los delitos cometidos por medio de tecnologías de la información y la comunicación.

En su acostumbrado monólogo, Murillo aseguró que supuestamente recolectaron más de un millón firmas que apoyan la reforma a la Constitución Política para establecer la cadena perpetua contra “crímenes de odio”, aunque seguramente usted que lee esta noticia y si vive en Nicaragua, jamás fue consultado.

“A propósito del derecho a vivir tranquilos, con respeto, ya un millón 200 mil personas han firmado la carta abierta a la Corte Suprema de Justicia y Asamblea Nacional para que se pueda extender el castigo a las personas que cometan crímenes atroces, crímenes de odio, crímenes que representan una verdadera amenaza a la dignidad y a la vida, así que ya son casi 1 millón 200,000 firmas las que respaldan esta iniciativa ante la Corte y la Asamblea Nacional”, expresó la sancionada.

Durante su intervención, Murillo realizó ataques contra la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos por supuestamente no actuar con justicia y equidad “convirtiendo sus actualizaciones orales e informes en contenidos intencionalmente politizados”, dijo.

“Además de presentar preocupantes y serias deficiencias metodológicas, sus informes son elaborados a partir de fuentes exclusivamente opositoras al Gobierno de Nicaragua, reproduciendo información únicamente proveniente de ONG y Medios de Comunicación directamente vinculados al intento fallido de Golpe de Estado de 2018”, leyó Murillo, parte del mensaje del régimen sandinista en la Asamblea General de ONU.