Crisis política y la dureza de la dictadura sandinista ponen en rojo las cifras económicas de Nicaragua

Debido a la crisis política, este caos provocará que en las empresas al final de este año, 276 mil 426 personas estarán desempleadas, informó el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), José Adán Aguerri, después de reunirse con los dirigentes de las cámaras que son parte de esta organización.

Según Aguerri, en 2018 se confirma la salida de la Seguridad Social de 155,193 trabajadores, lo que significa una caída del 17% de los 757,707 trabajadores que se encontraban afiliados al INSS al inicio del año pasado.

En 2019 se tiene un cálculo que un 16% de los afiliados también perderán sus empleos formales. Se refería a 121,233 empleos menos reflejados en las estadísticas oficiales. Al concluir el 2019 la afiliación al INSS habrá caído a un total de 636,474 personas.

En total, en menos de dos años, la pérdida de empleos formales que aparecen en las estadísticas de la Seguridad Social es de 276,426 empleos.

Aguerri Chamorro tildó la situación del sector privado como “sumamente compleja”.

El año pasado el Producto Interno Bruto disminuyó en un 3.8%, cuando los cálculos proyectaban un crecimiento del 4.5%, con lo que se registra una caída de 8% del PIB.

Este año, la caída vendrá a ser todavía mayor, el monitoreo del COSEP señala que las proyecciones de crecimiento negativo oscilan entre el 4% y el 9%, dijo Aguerri Chamorro.