120 niños regresarían a las calles si FSLN cierra proyecto en Hogar Zacarías Guerra donde comían, dormían y se educaban

Niños y adolescentes terminarían siendo privados de una educación integral y de calidad con el cierre del programa

El dictador Daniel Ortega giró la orden del cierre de un proyecto educativo que el Hogar Zacarías Guerra, promueve desde hace varios años donde el objetivo primordial es el rescate de niños y adolescentes que viven en situaciones de riesgo y de distintas forma de violencia en la calle y en sus hogares.

“Solo puedo decirle que es un golpe muy duro para nosotros el cierre del programa de protección a la niñez y adolescencia. Estos niños en situación de riesgo en la calle y en sus hogares recibían en el hogar una educación integral y de calidad que tenía como fin ayudarlos en su formación educativa y en valores morales, para convertirlos en personas de bien para la sociedad de Nicaragua”, manifestó una fuente de esa institución religiosa educativa en el anonimato.

El Hogar Zacarías Guerra, que tiene 46 años de presencia en Nicaragua y que fue fundada por la congregación religiosa de los Hermanos Capuchinos, fue notificado recientemente que el programa educativo debe clausurarse en diciembre.

Los niños y adolecentes que estudian en ese centro deberán volver a sus lugares de residencia y el gobierno deberá colocarlos en centros de estudios públicos donde estén cerca de sus hogares y familiares.

“Nos preocupa el cierre del programa, pues, en primer lugar amamos a nuestra niñez y adolescencia y se les atendía con mucho amor y entrega. Hemos tratado de dar lo mejor para ellos; en realidad, que el gobierno pueda dar una repuesta a la realidad de cada uno de esos niños y adolescentes que tienen derecho a una mejor vida y una educación de calidad”, expresó la fuente.

Se filtró también de la renuncia ya hace un año del padre Joselito Ramírez Varela, como director de ese centro. El padre Joselito, un hombre espiritual y muy jovial entre la feligresía, fue muy conocido por su labor pastoral y entrega al bienestar de la niñez y adolescencia de Nicaragua.

De igual manera, el Ministerio de la Familia ordenó el cierre de dos centros residenciales especializados de Casa Alianza Nicaragua, alegando que se violaron las normas establecidas en el marco jurídico vigente del país por lo que se procederá a retirar a las niñas, niños y adolescentes que estaban bajo “protección especial”, según notificación entregada el pasado 20 de octubre.

Escrito por Carlos Bonilla