No hay dinero para jubilados pero si para paramilitares sandinistas que no abonan en nada a la economía de Nicaragua

Las farmacias del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) dejaron de realizar la entrega de algunos medicamentos a jubilados, entre estos los fármacos para la presión y el corazón, dijeron a El Nuevo Diario los afectados.

También cortaron la entrega de pañales desechables y parches para oxigenar el cerebro, que lo usan los adultos mayores.

El jubilado Óscar Francisco Talavera manifestó que llegó al hospital Sumedico a la consulta mensual con el siquiatra, donde le manifestaron que ahora tiene que adquirir los medicamentos que normalmente obtenía, porque en el INSS no los están entregando.

Talavera manifestó que fue a una farmacia privada a preguntar el precio de los medicamentos que necesita, y se enteró que las pastillas relajantes y los parches de oxigenación del cerebro valen entre C$5,000 y C$6,000 por mes.