El ministro de la Defensa de Colombia, Guillermo Botero, informó el miércoles por la tarde que presentó su renuncia al presidente Iván Duque después de haber analizado la actual coyuntura política del país.

El presidente Duque anunció a través de un mensaje en Twitter que había aceptado la renuncia de su Ministro de Defensa.

Según el documento, Botero dijo que su “deber” como ministro de Defensa era “tener una lectura adecuada de la coyuntura política”, y por ello tomó la decisión.

Defendió su postura de atacar el crecimiento de cultivos ilícitos –asegurando que “el enemigo de Colombia es el narcotráfico”– y que durante su gestión se lograron erradicar más de 100 hectáreas de cultivos de coca.

También destacó el “logro” de reducir “significativamente” los delitos que afectan a los colombianos. Sin embargo, en los últimos meses han aumentado las voces que denuncian un incremento en la violencia en el país.

Hace sólo una semana, cinco miembros de una guardia indígena de Colombia fueron asesinados en lo que se describió como una masacre perpetrada por un frente guerrillero disidente, según informó el ejército.

Botero tenía el puesto desde agosto de 2018, cuando Duque asumió el poder.