El The New York Times afirmó en un artículo publicado ayer domingo que en 2018 Nicolás Maduro hizo un acuerdo con Lorenzo Mendoza. Por esta razón deja de atacar a Empresas Polar.

De acuerdo a la publicación, a medida que Venezuela “se hundía” en la crisis económica en 2017, Lorenzo Mendoza había estado apareciendo.

“Su popularidad fue tal que los encuestadores lo midieron contra Maduro en simulacros de enfrentamientos presidenciales”, reseñó el periódico estadounidense.

Sobre esto, el régimen se activó e hizo la aplicación de una política de persecución a todo el sector privado, pero sobre todo a las Empresas Polar.

De un momento a otro, Mendoza ya no apareció en la palestra pública y su posibilidad sobre medirse en unas presidenciales estaban más que lejanas. Misteriosamente, Maduro dejó de arremeter contra este y dejó de hostigar a Polar.

“Comenzó a adoptar los cambios económicos que había propuesto Mendoza, como terminar con los controles de precios paralizantes”, asegura.

Al respecto, The New York Times afirma que ese cambio se debió a una tregua sellada secretamente entre el régimen y Lorenzo Mendoza en 2018.

En el artículo se comenta que dado el desgaste del sistema socialista aplicado por dos décadas, el régimen optó por convertirse en un autocracia que permite un capitalismo de facto.