El hecho salió a luz después de que personal de la prisión encontrara envases de comida para llevar entre la basura

Presos de la cárcel dublinesa de Wheatfield habrían obtenido comida china con la ayuda de un dron, informa este lunes la edición irlandesa del diario The Mirror. Según el medio, el hecho se descubrió después de que personal de la institución penitenciaria hallara recipientes de comida para llevar en un contenedor del patio de la prisión.

“No hay otra forma concebible de que la comida china pueda llegar a la prisión que no sea con un vehículo no tripulado”, afirmó un portavoz del Servicio de Prisiones de Irlanda a The Mirror. Asimismo, la fuente ha comentado que todo el patio de la prisión está cubierto con rejas, lo que dificulta ese tipo de envíos.

El portavoz, cuyo nombre no trascendió, señaló que no se trata de un caso aislado, ya que “muchas drogas parecen estar llegando de la misma manera”. Asimismo, añadió que las autoridades están tomando todas las medidas necesarias para cortar esta fuente de tráfico de drogas.