El Cardenal Baltazar Porras descartó una información sobre una supuesta invasión de un grupo de simpatizantes del régimen, que se tomaría por asalto la sede de la Catedral de Caracas, después de aseverar que solo hubo una protesta pacífica por parte de extrabajadores de la extinta Alcaldía de Caracas.

“Un grupo de trabajadores de la extinguida Alcaldia Metropolitana tomó La Catedral de Caracas como medida para visibilizar su protesta por la desatención del Ejecutivo a sus derechos laborales. Piden misericordia. Desmentimos que hayan secuestrado a un Seminarista y dos Religiosas”, publicó Porras.

Por su parte, la Conferencia Episcopal Venezolana confirmó esta información, indicando que la actividad fue exigir el pago de deudas.

El periodista, Segovia Bastidas, tuiteó previamente una supuesta ocupación de grupos irregulares que detendrían a los religiosos dentro del templo.

Por otra parte, la Iglesia Católica ratificó recientemente su apoyo y reconocimiento al presidente (E) Juan Guaidó como único jefe del Parlamento, después de la autojuramentación de diputados pertenecientes a la “Fracción Clap”.