El dictador Daniel Ortega cada vez se está quedando más aislado en su intención y capricho de seguir apoyando al presidente en disputa de Venezuela Nicolás Maduro, afirmaron los analistas consultados por la Voz de América.

El otro caso más reciente de reconocimiento explícito al gobierno encargado que lidera Juan Guaidó, llegó de parte del presidente electo de Guatemala, Alejandro Giammatei, quien el lunes dijo a periodistas que estará cortando todas las relaciones con Maduro tan pronto llegue al cargo el 14 de enero próximo.

“Nicaragua se está quedando aislado al ser el único que apoya al régimen de Nicolás Maduro”, dijo la VOA Ricardo de León, experto en derecho internacional, en alusión a que el resto de los países centroamericanos han votado resoluciones donde se exige a Maduro que convoque elecciones o reconozca a la Asamblea Nacional que lidera Guaidó.

El analista asrguró no obstante que las relaciones económicas entre Nicaragua y El Salvador no estrán siendo afectadas por las escasas relaciones políticas entre Ortega y Bukele, asegurando que las exportaciones entre ambos países son bastante importantes para sus respectivas economías.

“Ortega está viendo cómo menos países se apoyan entre ellos mismos, se está quedando aislado totalmente de la comunidad internacional”, reiteró en referencia a la alianza entre Managua, Caracas y La Habana, Cuba.