Una mujer en Beijing, usa una mascarilla al caminar por una calle de la ciudad durante una nevada, el domingo 2 de febrero de 2020. China informó que las muertes por el coronavirus de Wuhan subieron a 304.

China ha sido más transparente sobre el coronavirus que en crisis anteriores, pero Beijing aún no ha aceptado una oferta de ayuda de Estados Unidos para contener la epidemia, dijo el domingo el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien.

“Hasta ahora, los chinos han sido más transparentes que en crisis pasadas y lo apreciamos”, dijo O’Brien en una entrevista con “Face the Nation” de CBS.

Señaló que Estados Unidos se ha ofrecido a enviar profesionales médicos y de salud de EE.UU. “Aún no hemos recibido noticias de los chinos sobre esas ofertas, pero estamos preparados para continuar cooperando con ellos”, dijo O’Brien.

“Tenemos una gran experiencia. Esta es una preocupación mundial. Queremos ayudar a nuestros colegas chinos si podemos y hemos hecho la oferta y veremos si la aceptan”.

Si bien no han sido invitados a China, los funcionarios de los CDC están en la vecina Kazajstán para ayudar a proteger contra la propagación del virus, dijo el domingo el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, durante una visita allí.

“Tienes una larga frontera con China, que es donde comenzó esta enfermedad”, dijo Pompeo en una entrevista con un periodista kazajo. “Y tenemos a nuestra gente del Centro para el Control de Enfermedades aquí mismo en el terreno, ayudando a Kazajstán a lidiar con esto para que no tenga un brote enorme”.

La Comisión Nacional de Salud de China dijo el domingo que el coronavirus ha causado la muerte a 304 personas en China y que las infecciones aumentaron a 14.380 hasta el sábado.

Se han reportado al menos 171 casos en más de dos docenas de otros países y regiones, incluidos Estados Unidos, Japón, Tailandia, Hong Kong y Gran Bretaña.

Hasta ahora, ocho casos del virus de propagación rápida se han confirmado en Estados Unidos, dijeron funcionarios de salud. El Pentágono está proporcionando viviendas a personas que llegan del extranjero que podrían necesitar ser puestas en cuarentena.

Las preocupaciones sobre el virus llevaron a Estados Unidos a declarar una emergencia de salud pública y prohibir la entrada a ciudadanos extranjeros que recientemente visitaron China.

El último paciente estadounidense, en Massachusetts, regresó recientemente de la provincia de Hubei en el centro de China, dijeron los CDC. Se cree que el coronavirus se originó en un mercado que comerciaba ilegalmente con animales salvajes en la capital de la provincia de Hubei, Wuhan.

El domingo, Filipinas anunció la primera muerte por el virus fuera de China.

Australia, Japón y Singapur anunciaron estrictos controles de viaje el sábado a los extranjeros, que han estado en China recientemente, por temor al coronavirus, luego de que Estados Unidos anunciara restricciones similares y declaró una emergencia de salud pública el día anterior.

Israel, Malasia, Mongolia y Filipinas han anunciado medidas similares.

Taiwán también anunció restricciones de viaje más limitadas el sábado. Las acciones se tomaron cuando el gobierno de China anunció otro salto en las muertes por el brote.

Un paciente infectado con el nuevo coronavirus estuvo en la capital mexicana, pero ya abandonó el país, dijo la Secretaría de Salud de la nación latinoamericana en un comunicado.

Hasta el momento, México no ha reportado el primer caso de infección de la epidemia que ha dejado más de 300 muertos y más de 14,000 infectados en China, donde se originó.

“Se recibió notificación internacional oficial sobre la presencia de un caso confirmado de 2019-nCoV con antecedente de viaje a la CDMX (Ciudad de México), habiendo iniciado con sintomatología horas previas a su vuelo de salida del país”, dijo la Secretaría de Salud la noche del sábado.

“Por tal motivo, se está llevando a cabo una investigación epidemiológica con el objetivo de identificar contactos potenciales que pudieran haber sido contagiados”, agregó.

La entidad detalló que una persona de un hotel capitalino y otra de una empresa de transporte urbano tuvieron contacto con el infectado pero, hasta el momento, ninguno “ha desarrollado los síntomas de la enfermedad a más de 10 días de su exposición”.

El sábado, la empresa de transporte compartido Uber dijo que suspendió 240 cuentas de usuarios en Ciudad de México que habrían estado en contacto con dos choferes señalados de transportar a un sospechoso de portar el nuevo coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud declaró el brote una emergencia de salud mundial el jueves, por temor a que el virus se propague a los países más pobres que tendrían grandes dificultades para contenerlo. La OMS ha dicho que no recomienda que los países inicien restricciones de viaje o comercio con China. La OMS estima que el virus se ha detectado en al menos otros 27 países, y la mayoría de los casos involucra a personas que visitaron China.