Los presuntos oficiales del GRU difundieron datos robados relacionados con 250 atletas de 30 países, bajo el nombre del grupo de ‘hackers’ Fancy Bears, según las autoridades estadounidenses

El Departamento de Justicia de EE.UU. ha presentado cargos contra siete presuntasoficiales rusos de la inteligencia militar, acusándolos del ‘hackeo’ de agencias antidopaje y federaciones deportivas estadounidenses e internacionales, y de la filtración de datos relacionados con 250 atletas de aproximadamente 30 países.

De acuerdo con las autoridades estadounidenses, los sospechosos también realizaron ataques cibernéticos contra la empresa de energía nuclear Westinghouse Electric Corporation, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas y un laboratorio suizo.

Los oficiales del Departamento Central de Inteligencia de Rusia (GRU) supuestamente publicaron la información robada bajo el nombre del grupo de ‘hackers’ Fancy Bears, según la denuncia de Departamento de Justicia estadounidense.