El número dos de Maduro, Diosdado Cabello, se alteró después de escuchar sobre la actualización del informe de la Alta Comisionada de la ONU, Michelle Bachelet, quien aseguró que se mantienen las denuncias con respecto a los tratos crueles hacia los presos en Venezuela

En tono iracundo, Cabello afirmó que la Alta Comisionada “no tiene autoridad ni moral” para opinar sobre los asuntos de Venezuela. Esto a propósito de las declaraciones de Bachelet, quien afirmó que la dictadura de Maduro sigue cometiendo actos que atentan los derechos humanos.

“Los asuntos internos de Venezuela los resolvemos nosotros, no un organismo internacional”, afirmó.

Bachelet, subrayó que en Venezuela el régimen de Maduro ha utilizado fuerzas de seguridad para impedir la manifestación pacífica y democrática.

“Hemos registrado allanamientos a sedes de partidos y ONG, y hemos documentados hostigamientos en contra de autoridades universitarias. Además, persisten restricciones a la libertad sindical”, denunció la Alta Comisionada.

Además, insistió en que se debe actuar de inmediato para evitar un mayor escalamiento en la confrontación política.

Comentar