La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció que el diputado opositor Gilber Caro “se encuentra en una situación de gravedad y urgencia” y alertó que “sus derechos a la vida e integridad enfrentan un daño irreparable”.

El organismo, dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), exigió en un comunicado al gobierno en disputa de Nicolás Maduro que “adopte las medidas necesarias para proteger los derechos a la vida e integridad del señor Gilbert Alexander Caro Alfonzo”.

En concreto, reclama al “Estado de Venezuela” que informe si Caro “se encontraría bajo custodia del Estado” y “las circunstancias en que se encontraría”, algo que tanto sus abogados como su partido ya habían reclamado con anterioridad y no han tenido hasta ahora respuesta.

“Sin inmunidad parlamentaria”

La CIDH confirmó que habían recibido denuncias sobre ciertas violaciones durante el proceso y derecho de defensa del diputado venezolano. La entidad señala directamente a su inmunidad parlamentaria y asegura que “fue levantada de forma irregular” y que “el diputado no tuvo acceso a sus abogados durante su presentación ante los tribunales”.

La abogada del diputado opositor, Theresly Malavé, advirtió que no le permitieron el acceso al lugar donde fue presentado el domingo ante la justicia del gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

“Para nosotros sigue siendo una desaparición forzada porque no lo vimos, no sabemos qué delitos le imputaron ni sabemos para dónde los trasladaron”, afirmó la letrada.

El grupo de élite de Maduro, detrás del arresto

Varios funcionarios de la Fuerza de Acción Especial de la Policía Nacional Bolivariana, conocido como FAES, detuvo el viernes al diputado opositor, lo que supuso su tercer arresto en los últimos dos años, según manifestó el grupo político Voluntad Popular.

“No cabe duda de que este nuevo atropello es parte de la Operación (…) articulada por el régimen para intentar desmembrar el Parlamento”, indicó el partido a través de las redes sociales.

El organismo de la OEA subrayó que “tras constatar la presunta desaparición” de Giber Caro y “a efectos de apreciar la situación de vulnerabilidad en la que se podría encontrar”, decidieron realizar estas exigencias al gobierno en disputa de Maduro con el objetivo de que les proporcionen más detalles sobre su estado y su paradero.

Sin embargo, la Comisión lamentó “la falta de respuesta del Estado de Venezuela a la solicitud de información efectuada, a pesar de la gravedad de las alegaciones manifestadas”.

Comentar