Yaser T. H. Cheng, representante de la Misión Cultural y Económica de Taipei en Ankara, recibe en nombre del pueblo de Taiwan una placa conmemorativa de manos del presidente del grupo de rescate AKUT, como gesto de agradecimiento por la solidaridad y las donaciones recibidas tras el terremoto que azotó a Turquía el 24 de enero. (Foto de CNA)

La Asociación de Búsqueda y Rescate AKUT de Turquía recientemente agradeció al pueblo de Taiwan por sus generosas donaciones tras el sismo de 6,8 grados en la escala de Richter que sacudió a dicho país de Asia Occidental el 24 de enero.

El epicentro del sismo tuvo lugar cerca de la ciudad de Sivrice en la provincia de Elazig, en la parte este de Turquía, dejando 41 fallecidos y más de 1.600 heridos.

Después del terremoto del 24 de enero, los taiwaneses inundaron la AKUT con mensajes de solidaridad y donaciones, señaló la organización.

De las 7.133 personas que donaron a la organización haciendo uso de sus tarjetas de crédito, más del 60 por ciento fueron taiwaneses, apuntó la secretaria general de la AKUT, Zeynep Aktosun, el 3 de febrero.

Además, un internauta taiwanés tradujo voluntariamente la información acerca de cómo donar a la AKUT, lo que produjo una “explosión” de donaciones, señaló Aktosun.

Según la organización, muchos de los donantes taiwaneses indicaron que querían mostrar su gratitud y retribuir a la AKUT por la asistencia que esta organización prestó a Taiwan después del mortal terremoto ocurrido el 21 de septiembre de 1999.

El llamado terremoto 921, por la fecha en que sacudió la tierra en el centro de Taiwan, dejó un saldo de 2.415 fallecidos y decenas de miles de heridos, y se considera uno de los más mortales en la historia del país.

Al día siguiente del terremoto 921, la AKUT envió a Taiwan un equipo de 17 rescatistas, quienes salvaron la vida de una mujer taiwanesa que había quedado atrapada bajo los escombros.

Veinte años después, el pueblo taiwanés todavía recuerda la labor de la AKUT, declaró el presidente del grupo de rescate turco, Recep Salci, el día 3.

“Nuestra amistad con Taiwan se remonta a 1999, cuando hubo un desastre en dicho país. Fuimos a ayudar y nos hicimos amigos”, apuntó Salci, añadiendo que “el reciente terremoto en Turquía nos ha demostrado que no nos han olvidado y están dispuestos a ayudarnos. Queremos agradecer a todos los taiwaneses”.

Comentar