Aunque Rosario Murillo dice que protección policial es para la seguridad ciudadana, a nivel nacional se comenten gran cantidad de delitos que jamás son investigados

En su elocución de mediodía la vice dictadora del Frente Sandinista (FSLN) Rosario Murillo anunció que la Academia de policía Orteguista Walter Mendoza estará graduando mañana jueves 20 de febrero de 2020, a 708 nuevos oficiales salientes del primer curso policial de 2020 que se estarán uniendo al resto de agentes que protegen la dictadura del régimen de Daniel Ortega para continuar asediando y hostigando a los ciudadanos que critiquen o no al gobierno en Nicaragua.

De acuerdo a Murillo este acto será dedicado a “Juana Francisca Aguilar Cano, caída en cumplimiento del servicio asesinada por la perversidad, por el odio, que nunca volverá a Nicaragua” mencionó la esposa del dictador Daniel Ortega, al hacer referencia a que Juana Francisca murió cuando reprimían las protestas en abril del 2018 que dejaron más de 300 civiles asesinados y unos 24 policías muertos.

Serán 520 varones y 188 mujeres se unirán a la represión diaria que lleva a cabo la dictadura Ortega Murillo, sin embargo a nivel nacional hay reportes ciudadanos de robos y asaltos a mano armada perpetuada por paramilitares del régimen.

La sancionada Murillo dice que los oficiales “Salen de la academia a protegernos a cuidarnos a servir a las familias y a las comunidades” sin embargo su trabajo notorio diariamente en las diferentes rotondas de la capital así como en los edificios privados de empresas donde se han realizado protestas en contra de la familia Ortega Murillo.

El asedio policial pasa también en las casas de los familiares de presos políticos, o miembros de la oposición nicaragüense.