Junto a la líder campesina Francisca Ramírez, la activista a favor de de los derechos humanos Mónica López Batodano, decidió asilarse en el vecino Costa Rica, debido a que su libertad e integridad física se encontraban en alto riesgo en Nicaragua, debido a que era perseguida política de la dictadura sandinista.

Tras análisis y pensarla varias veces junto a su familia y amigos de lucha, López Baltodano decidió mejor pedir asilo político en Costa Rica.

“Considerando el riesgo inminente, como familia hemos tenido que tomar medidas urgentes frente a un régimen despiadado y criminal, por lo que me he visto obligada a desplazarme forzosamente y tener que salir de Nicaragua. Por todo ello y en mi condición de perseguida política, ya he solicitado la condición de refugiada ante el estado costarricense”, dice la activista.

“Quiero decirles con franqueza que la decisión de exiliarme ha sido la decisión más difícil y dolorosa de mi vida. Me llena de tristeza no poder seguir en las calles y en las comunidades, con mi gente. Me entristece separarme físicamente de mis compañeros y compañeras de lucha, y no poder pisar el suelo de mi patria”. Mónica López Baltodano.

A continuación el video…