La retienen por horas y le propinan dura golpiza. Al menos 7 patrullas policiales le dieron ibero símil persecución

Milagros Raquel González, quien es la presidenta del Distrito III del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) de Managua, fue golpeada de manera salvaje por al menos media docena de agentes antimotines, entre estas dos mujeres, prácticamente en la acera de este partido político opositor en la capital, también fue detenida e interrogada.

González iba con Rodolfo Quintana, dirigente de CxL, en un pequeño vehículo cuando los alcanzan los agentes policiales en la sede del partido y se ensañaron contra la joven activista también de derechos humanos.

Los policías sandinistas la agarraron del cuello y brazos y la empujaron para subirla en una camioneta, ella hizo resistencia pero la levantan del piso y la aventaron violentamente dentro de la tina en donde después comenzó a recibir fuertes golpes en el cuerpo.

Después la llevaron a un punto a dos cuadras de la sede del partido, ubicado de la funeraria Monte de los Olivos 4 cuadras hacia el este, en donde la siguieron golpeando e interrogaron. Más que preguntas la insultaron, detalla la joven líder a los periodistas.

De acuerdo a su relato, los agentes la señalan de ser “golpista” de ser “responsable de la muerte de 21 policías” y de ser la causa de “la destrucción del país”. Después la liberaron.

El “delito” de González era hacer un saludo con sus manos a los estudiantes que realizaban un plantón en la UCA cuando pasó frente al portón principal de la universidad. Desde allí comenzó la cacería feroz.

Por lo menos 7 camionetas con policías antimotines siguieron al pequeño vehículo en que viajaba Quintana y una tercera persona, hasta que los topan a la entrada de la sede de CxL.

La joven activista hizo la denuncia que recibió puñetazos y patadas en todo su cuerpo.