Por su parte Unión Fenosa dice que no hay ninguna orden de corte ni averías en el servicio, sin embargo, el párroco ha hecho la denuncia que una cuadrilla de esa empresa llegó a cortar la energía

El padre Edwin Román, párroco de la iglesia San Miguel Arcángel de Masaya realiza la denuncia de que sigue suspendido el servicio de energía eléctrica en toda la parroquia. La denuncia la hace después que el sábado siete de diciembre una cuadrilla de UNIÓN FENOSA fuera a “restablecer el servicio”, pero a las 6 horas después la suspenden.

“Luego de ir a reclamar el por qué no hay luz eléctrica en la iglesia, llegó a las 10 de la mañana (del sábado siete de diciembre) una cuadrilla de Unión Fenosa a restablecer el servicio eléctrico, pero a las cuatro de la tarde vino otra cuadrilla a cortarla. Lo más raro es que solo a la iglesia le cortan la luz, porque en todas las casas de los vecinos hay energía eléctrica”. Por si fuera poco, el religioso afirma que esta acción por parte de la empresa de electricidad es extraña e irregular, porque el Templo está al día con los pagos del servicio eléctrico.

El padre Román denuncia al medio informativo Artículo 66, que el corte del servicio eléctrico es una “ataque” directo de la dictadura de Daniel Ortega en contra de la iglesia San Miguel, debido a que es una de las voces más críticas contra el régimen.

“La suspensión del servicio eléctrico no solo me afecta a mí, sino a toda la congregación que viene a escuchar la palabra de Dios. El día domingo (ocho de diciembre) se celebró la misa y muchos niños recibieron su primera comunión sin contar con el servicio eléctrico”, agrega el líder católico.